Lo que aprendí en la fila. Tips para conseguir #GasolinaEnLeón

Lo que aprendí en la fila. Tips para conseguir #GasolinaEnLeón

Ante el desabasto de gasolina sé prudente y civilizado. Una contingencia así debe sacar lo mejor de nosotros, no lo peor

Marca personal
Diputados con magníficos sueldos
La tenencia en Guanajuato

Columna invitada: Luis Meza

Resistimos todo lo que fue posible desde que inició el viacrucis del desabasto de combustible en el Bajío. Reducimos al mínimo los traslados en auto y conducíamos de manera ultra conservadora, aprovechando la más mínima oportunidad de irnos “con el vuelito” de la inercia.

Finalmente, anoche nuestro tanque mostraba gasolina insuficiente para completar los recorridos de un día normal. Así que tocaba irse a agarrar fila, sabiendo que sería larga y que a lo mejor, cuando llegara nuestro turno, no alcanzaríamos.

Primero fui a la estación Mobil de Mariano Escobedo y Francisco Villa. Había visto un aviso de que hacía media hora había recibido una pipa. La cola daba vuelta en González Bocanegra y luego casi llegaba a San Pedro. Avanzaba muy lentamente, quizá unos 250 metros en casi dos horas.

Comprendí que iba a ser imposible ahí y estuve al pendiente de Twitter para ver las novedades. Un primer aviso, de una gasolinera con pocos carros a sólo unas cuadras, fue descartado por aquello de “mejor pájaro en mano que ciento volando”. Un colega cargó en menos de una hora allá por Las Trojes, pero me pareció un poco lejos.

Finalmente, otro aviso me convenció de salirme de esa fila en la que ya llevaba tres horas y correr a la estación Pemex frente a La Pulga. La fila no sólo era más corta (800 vs 1300 metros), sino que avanzaba más rápido. Con toda razón: es una gasolinera grande y todas las bombas estaban despachando, sin restricciones, salvo la de pagar con efectivo. Gracias a Dios pude surtirme en 45 minutos.

Lo que aprendí de la excursión es:

1. El activo más valioso es la información. Si no tienes cuenta en Twitter, ábretela sólo para esta contingencia. Ahí fluye la información más rápido y fácil. Busca con el hashtag #GasolinaEnLeon.

2. Facebook no funciona igual con esto. Debido a su endemoniado algoritmo, no verás nada de alguien que no sea tu contacto. Te enterarás de que alguna estación tenía gasolina hasta seis horas después.

3. A menos que tu coche ya se haya quedado parado, no veo el sentido de hacer cola en gasolineras que no tienen combustible y no saben a qué hora les surtirán (una Chevron, cerca de mi casa, ha tenido fila dos días, sin que les hayan surtido). En León hay cerca de 200 gasolineras y por lo que he visto en estos días, difícilmente ha habido más de 15 despachando al mismo tiempo.

4. Más o menos cada hora, la cuenta @Seguridad_Leon del Municipio muestra qué gasolineras están despachando. La información no es la más actual, pero puede servirte de referencia. Sobre todo si al comparar publicaciones notas que se agregó alguna nueva a la lista: ese es tu conejo blanco.

5. Tendrás más posibilidades de éxito en las gasolineras a las que les acabe de llegar la pipa, tengan filas relativamente cortas (corto en estos días es menos de mil metros) y avancen. Si ves que pasó media hora y apenas recorriste 10 ó 15 metros, tu avance no se debe al surtido, sino a los que desisten de la espera.

6. Toma con pinzas si viste un aviso con más de una hora de antigüedad y sopesa tus opciones. Las pipas tienen 20 mil litros de combustible, suficientes para llenar el tanque de unos 400 autos normales. En las estaciones más grandes y congestionadas se los han acabado en menos de tres horas.

7. No me ha tocado ver que una gasolinera reciba dos pipas en un solo día, así que si no alcanzaste en una, deberás buscar otra.

8. Toma en cuenta que algunas estaciones no están recibiendo pagos con tarjeta. Vete preparado con efectivo por si acaso.

9. Sé prudente y civilizado. Una contingencia así debe sacar lo mejor de nosotros, no lo peor. No agandalles lugar en la fila, no tapes vialidades mientras estás formado ni pretendas llenar una cisterna de 1000 litros montada en tu pickup. Trata con cortesía a los despachadores y racionaliza el uso de tu vehículo tanto como te sea posible.

10. Ya que vas a estar esperando, aprovecha para llevarte un libro (electrónico o físico). Casi alcancé la mitad de “Pedro Páramo” mientras estaba en la fila. (¿La ilusión? Eso cuesta caro).

Esperemos que la situación se regularice más pronto que tarde.

Imagen: Freepik

No te pierdas: ‘Roban el sueño’ autos rendidores o eléctricos

No te pierdas: Al cerrar los ductos abrimos los ojos

No te pierdas: ¿Conseguiste gasolina? ¡Sigue estos consejos para que te rinda más! 

No te pierdas: ¿Sabes cómo almacenar gasolina de forma segura?

COMMENTS

DISQUS: